María JL Hierro – RESISTENCIA/ARTE

Imprentillas con tinta estampadas manualmente sobre papel de acuarela
50 x 35 cm
2020

Serie de 14. Firmadas y seriadas
100 € (IVA incl.)

«Uno de los primeros trabajos que desempeñé como ingeniera civil fue en una refinería de petróleo. Me ocupaba tantas horas al día, que apenas podía dedicar los fines de semana a mi producción artística. Como también tenía responsabilidades familiares y domésticas, acabé reduciendo esta producción casi a cero. Fue una época extraña en la que reflexioné sobre las relaciones entre los conceptos de artista, tiempo libre del que dispone y sus libertades en general: ¿necesita un artista tiempo para ser artista?, ¿sin tiempo libre no se puede llegar a ser buen artista?, ¿el tipo de vida de una artista condiciona su producción o su producción condiciona su vida? y un largo etcétera de cuestiones que aún siguen emergiéndome. Estaba tan obsesionada con estos temas que empecé a pensar en ellos durante los viajes de trabajo en coche o en bicicleta (una refinería es tan grande que normalmente sus empleados se mueven en bicicleta). No sé cómo ni recuerdo cuál fue el primer tipoema al que llegué, ni siquiera los nombraba como tal, pero sí recuerdo que encontré la misma satisfacción que hallaba al tener una idea y pintarla. Y es que un tipoema era una idea, es una obra en sí. Comencé entonces a idear en los trayectos y el poco tiempo libre del que disponía entre semana y a materializar esas ideas durante el fin de semana.

Gracias a que se trataba de obras que no requerían mucho tiempo de ejecución pude compaginar durante unos años ambos sectores laborales. Desde junio de 2021 decidí dedicarme plenamente al arte, pero la tipoesía sigue siendo para mí como en mis días de estudiante de ingeniería eran los problemas de pilotes, derivadas parciales o tensiones a los que me enfrentaba con calculadora científica, escuadra y cartabón. Salvo que ahora los datos no me son dados por un profesor, sino que los extraigo al observar y reflexionar la información a la que me enfrento cada día. Antes las fórmulas también me eran impuestas y ahora me las autoimpongo (color, tamaño y situación de letra) y creo, con ello, un lenguaje propio con el que analizo palabras y frases de toda índole.»

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar